Así es como la Jubilación Demorada puede aumentar 12.000 euros tu pensión de Jubilación

Aumenta tu pensión hasta 12.000 euros con la Jubilación Demorada

jubilacion demorada

La jubilación demorada, reforzada por la ley de enero de 2022 de garantía del poder adquisitivo de las pensiones, ofrece ahora mayores incentivos para aquellos que eligen extender su vida laboral más allá de la edad de jubilación ordinaria.

Las opciones incluyen un aumento porcentual de la pensión, un pago a tanto alzado, o una combinación de ambos, dependiendo de los años adicionales trabajados.

Esta iniciativa no solo beneficia a los trabajadores con una pensión más sustancial, sino que también aporta ventajas a las empresas y contribuye a la sostenibilidad del sistema de seguridad social.

¿Qué es la Jubilación Demorada?

La jubilación demorada permite a los trabajadores, tanto autónomos como asalariados, extender su vida laboral más allá de la edad ordinaria de jubilación, obteniendo así diversos beneficios en su futura pensión.

Desde 2022, se han introducido dos opciones principales para quienes deciden retrasar su jubilación:

  1. Incremento por Porcentaje: Un adicional del 4 % por cada año de cotización después de alcanzar la edad de jubilación ordinaria.
  2. Pago a Tanto Alzado: Un pago único que varía de 5.000 a 12.000 euros, dependiendo de los años cotizados a la edad de jubilación.

Con el Real Decreto 371/2023, desde el 18 de mayo de 2023, se introduce una tercera opción:

3. Fórmula Mixta: Una combinación de las opciones de incremento porcentual y pago a tanto alzado, basada en los años adicionales cotizados.

Pongamos un ejemplo práctico:

Un trabajador con una pensión inicial de 1.500 euros y 35 años cotizados que decide retrasar su jubilación por dos años podría recibir, según la opción elegida, un incremento mensual en su pensión, un pago único considerable, o una combinación de ambos.

El portal 'Tu Seguridad Social' ofrece un simulador para estimar la pensión de jubilación con estas nuevas opciones, permitiendo a los usuarios tomar decisiones informadas sobre su futuro financiero.

Las empresas se benefician de exenciones en las cotizaciones por contingencias comunes.

Para acceder a la jubilación demorada, los trabajadores deben haber cotizado un mínimo de 15 años y haber alcanzado la edad mínima de jubilación ordinaria.

Esta nueva legislación ofrece a los trabajadores una mayor flexibilidad y beneficios económicos si deciden prolongar su vida laboral. Estos incentivos no solo representan una oportunidad para mejorar las pensiones individuales, sino que también fortalecen el sistema de seguridad social.

¿Cuál es la cantidad que recibes por posponer la jubilación?

La cantidad que se recibe por retrasar la jubilación, conocida como jubilación demorada, depende de varios factores, como los años cotizados y las bases de cotización.

En el contexto de la reforma de las pensiones de 2022 en España, hay dos opciones principales para la jubilación demorada:

  1. Incremento de la Base Reguladora: Si eliges esta opción, tu base reguladora para la jubilación crecerá un 4 % por cada año adicional que trabajes después de alcanzar la edad de jubilación ordinaria. Este incremento se aplica hasta alcanzar la pensión máxima fijada en los presupuestos anuales.
  2. Bonificación por Retrasar la Jubilación (Cheque de Jubilación Demorada): Esta opción consiste en recibir un pago a tanto alzado anual, similar a una indemnización, por cada año que continúes trabajando después de la edad de jubilación ordinaria. La cuantía de este "cheque" varía en función de los años cotizados y el importe de la pensión que te correspondería si te jubilaras. Por ejemplo, para 2023, la cantidad mínima anual era de 4.786,27 € y la máxima de 12.060,12 €.

También existe la posibilidad de combinar ambas opciones, disminuyendo tanto el abono a tanto alzado como el porcentaje extra para la futura base reguladora.

En todo caso, la cantidad exacta que se recibirá dependerá de las circunstancias individuales de cada persona, incluyendo su historial de cotización y el importe de la pensión que le correspondería en una jubilación ordinaria.

Para obtener un cálculo más preciso y personalizado, se recomienda consultar con un profesional o utilizar las herramientas de cálculo de pensiones proporcionadas por la Seguridad Social o asesores en derecho laboral.

¿Cuándo se puede solicitar la jubilación demorada?

La solicitud de la jubilación demorada debe realizarse cuando hayas alcanzado la edad ordinaria de jubilación, pero decidas prolongar tu vida laboral en lugar de retirarte.

En este contexto, es importante tener en cuenta dos aspectos clave:

  1. Cumplir con la Edad de Jubilación Ordinaria: Debes haber llegado a la edad mínima de jubilación ordinaria para el año en curso. Esta edad varía según tu año de nacimiento y el número de años que has cotizado.
  2. Momento de la Solicitud: La gestión de la solicitud se debe hacer en el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) justo cuando decides no jubilarte una vez llegada la edad de jubilación ordinaria y optas por la jubilación demorada.

Es recomendable realizar esta solicitud con suficiente antelación para asegurarse de que se procesa correctamente y en el tiempo deseado.

¿Qué beneficios tiene retrasar la jubilación?

los principales beneficios de retrasar la jubilación son:

  1. Porcentaje Adicional del 4 % de la Pensión: Por cada año completo cotizado después de cumplir la edad ordinaria de jubilación, se recibe un incremento del 4% en la pensión. Este incremento se aplica a la pensión mensual que se recibirá durante toda la vida tras la jubilación.
  2. Cantidad Fija por Año Cotizado: Dependiendo de los años cotizados al alcanzar la edad de jubilación, se puede recibir una cantidad fija, que varía entre aproximadamente 5.000 y 12.000 euros. Esta cantidad se recibe como un pago único al momento de jubilarse.
  3. Combinación de Ambos Beneficios: Una nueva fórmula aprobada permite combinar el incremento porcentual de la pensión y el pago único. Por ejemplo, si se retrasa la jubilación entre 2 y 10 años, se recibirá un incremento del 2% en la pensión por cada año de demora, junto con un pago único equivalente a la mitad del que correspondería por el esquema de pago único. Si se retrasa la jubilación 11 años o más, el incentivo incluye un pago único aplicado a 5 años del periodo demorado y un incremento del 2% de la pensión por cada año.

Estos beneficios ofrecen a los trabajadores la posibilidad de aumentar significativamente su pensión de jubilación, ya sea mediante un mayor pago mensual durante su retiro o a través de un incentivo económico único al momento de jubilarse.

Además, estas opciones pueden ser particularmente atractivas para aquellos que desean incrementar sus ahorros de jubilación o que se sienten capaces y desean seguir trabajando más allá de la edad ordinaria de jubilación.

¿Quién puede beneficiarse de retrasar la jubilación?

La jubilación demorada está disponible tanto para trabajadores por cuenta ajena (empleados de empresas) como para autónomos, así como para funcionarios, militares, magistrados, expresidentes, vicepresidentes y ministros.

Esto indica que la opción de retrasar la jubilación es ampliamente accesible a diferentes categorías de trabajadores que cumplan con los requisitos básicos de edad y tiempo de cotización.

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir