¿Cuál es la diferencia entre ERE y ERTE?

En la legislación laboral de España (art. 47 del Estatuto de Trabajadores), existen dos conceptos clave que pueden tener un impacto significativo tanto en los empleados como en las empresas: el ERE (expediente de regulación de empleo) y el ERTE (expediente de regulación temporal de empleo).

Mientras que un ERE supone la extinción definitiva del contrato de trabajo, un ERTE implica una suspensión temporal o una reducción de la jornada laboral.

Además, en un ERE se produce un despido colectivo o por causas objetivas, mientras que en un ERTE no existe indemnización por despido y se puede acceder a la prestación por desempleo durante la suspensión del contrato.

No hay diferencia entre ERE y ERTE en cuanto al tipo de contrato de trabajo, y en el caso de los ERE, es posible impugnar el despido. 

diferencia entre ere y erte (trabajado recogiendo sus cosas del trabajo)

Principales Diferencias entre ERE y ERTE

Un expediente de regulación de empleo (ERE) y un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) son dos mecanismos utilizados en España para la gestión de situaciones económicas difíciles de las empresas, pero presentan diferencias fundamentales. 

El ERE es una medida más definitiva y estructural, utilizada por empresas que enfrentan problemas económicos serios y duraderos. 

Bajo un ERE, la empresa puede reducir su plantilla de manera permanente, ya sea mediante despidos o mediante prejubilaciones. 

Esto implica una reducción definitiva de los puestos de trabajo, y los empleados afectados pierden su relación laboral con la empresa

Un ERE puede ser de carácter económico, técnico, organizativo o de producción, y su implementación requiere un proceso legal riguroso que incluye negociaciones con los representantes de los trabajadores y la aprobación de la autoridad laboral.

Por otro lado, un ERTE es una medida temporal y más flexible, diseñada para situaciones en las que la empresa enfrenta dificultades económicas transitorias o fuerza mayor, como una crisis económica o una emergencia sanitaria (como fue la del COVID-19). 

Bajo un ERTE, los contratos de trabajo no se extinguen, sino que se suspenden o se reducen temporalmente las jornadas laborales

Esto significa que los empleados continúan vinculados a la empresa y, en principio, retoman su actividad laboral normal una vez superada la situación que motivó el ERTE.

Los trabajadores afectados por un ERTE pueden recibir prestaciones por desempleo durante el periodo de suspensión o reducción de jornada, y el empleador se beneficia de exoneraciones en las cotizaciones a la seguridad social. 

La implementación de un ERTE también requiere un procedimiento legal, pero suele ser más ágil y menos complejo que el de un ERE.

Significado de ERE y ERTE

El ERE hace referencia a la extinción definitiva del contrato de trabajo. 

Por otro lado, el ERTE, implica una suspensión temporal o una reducción de la jornada laboral. 

En primer lugar, el ERE implica la finalización permanente del contrato de trabajo y puede llevar al despido de los empleados. 

Esta medida se suele aplicar en situaciones como reestructuraciones empresariales, cierres de empresas o cambios en la actividad económica. 

Por otro lado, el ERTE supone una suspensión temporal del contrato de trabajo o una reducción de la jornada laboral, y se utiliza en casos de causas económicas, técnicas, organizativas o de producción que afectan temporalmente a la empresa.

Tanto el ERE como el ERTE son procedimientos regulados por la legislación laboral española y deben seguir ciertos trámites legales. 

Los empleadores deben comunicar su intención de aplicar un ERE o un ERTE a los representantes de los trabajadores, y se requiere un periodo de consulta y negociación para llegar a un acuerdo. 

Además, los trabajadores tienen derechos y garantías legales en ambos casos, como la indemnización por despido en el ERE y la prestación por desempleo durante la suspensión del contrato en el ERTE.

EREERTE
Extinción definitiva del contrato de trabajoSuspensión temporal o reducción de la jornada laboral
Puede llevar al despido de los empleadosUtilizado en casos de causas económicas, técnicas, organizativas o de producción
Requiere un periodo de consulta y negociación con los representantes de los trabajadoresLos trabajadores tienen derecho a la prestación por desempleo durante la suspensión del contrato

Por tanto, podemos concluir que el ERE implica la finalización definitiva del contrato de trabajo, mientras que el ERTE supone una suspensión temporal o una reducción de la jornada laboral. 

Características y diferencias entre ERE y ERTE

Los expedientes de regulación de empleo (ERE) y los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) son procedimientos distintos en la legislación laboral de España. 

Si bien ambos tienen un impacto en los trabajadores y las empresas, presentan características y diferencias significativas.

Características del ERE:

  • Implica el despido definitivo del trabajador.
  • Puede ser un despido colectivo o por causas objetivas.
  • Requiere un periodo de consulta con los representantes de los trabajadores.

Características del ERTE:

  • Es una medida temporal que suspende el contrato de trabajo o reduce la jornada laboral.
  • No hay indemnización por despido.
  • Los trabajadores acceden a la prestación por desempleo durante la suspensión.
  • No es necesario realizar un periodo de consulta con los representantes de los trabajadores.

Diferencias entre ERE y ERTE:

  • El ERE implica la extinción definitiva del contrato, mientras que el ERTE supone una suspensión temporal.
  • En el ERE se tiene derecho a indemnización por despido, que puede variar según la negociación, mientras que en el ERTE no hay indemnización.

Esta tabla resume las principales características y diferencias entre el ERE y el ERTE:

CaracterísticasEREERTE
Tipo de medidaDespido definitivoSuspensión temporal o reducción de jornada
Consulta con representantesNo
Indemnización por despidoNo
Prestación/Subsidio por desempleoNo durante el despido

Derechos de los trabajadores

En el caso de un ERE, los trabajadores tienen derecho a indemnización por despido según lo negociado por los representantes, acceso a la prestación por desempleo y la posibilidad de impugnar el despido. 

En cambio, en un ERTE no hay derecho a indemnización por despido, pero se tiene derecho a la prestación por desempleo durante la suspensión del contrato. 

 Derechos en EREDerechos en ERTE
Indemnización por despidoSe negocia con los representantes. 20 días x año, máx. 120 meses. Si es despido improcedente: 33 días x año trabajadoNo hay derecho a indemnización, pero se cobra el salario (70 % de la base reguladora en los primeros 180 días y el 50 % hasta la finalización). 
Prestación por desempleoSí durante la suspensión, cobrarán el 70 % de la base reguladora los seis primeros meses, y del 50 %, a partir del séptimo mes sin mínimo de cotización.
Posibilidad de impugnar el despidoNo

Pasar de ERTE a ERE

Es importante tener en cuenta que no siempre es lícito pasar de un ERTE a un ERE alegando las mismas causas. 

Para realizar esta transición, se deben proponer causas diferentes a las que se presentaron para el ERTE inicial. 

En caso de alegar las mismas razones, debe haber un cambio sustancial en las circunstancias que motivaron la suspensión laboral. 

Las empresas deben tener en cuenta estas consideraciones antes de llevar a cabo cualquier cambio en los procedimientos de regulación de empleo.

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir